miércoles, 31 de octubre de 2018

Modelos industriales, marcas y patentes de invención

Buena parte del coleccionismo se sustenta en el conocimiento.
Con la práctica aprendemos a identificar piezas así como a buscar información veraz que ayude a saber más. Los archivos pueden llegar a ser grandes aliados en esta tarea.
Imposible calcular la de horas que he pasado inmersa en el Bopi, sin ir más lejos. 
El archivo histórico del Boletín Oficial de la Propiedad Intelectual es una herramienta muy útil para comenzar a bucear. La consulta online es un buen punto de partida. A favor, la accesibilidad y comodidad. En contra, que la calidad del escaneo no siempre es la deseada y la transcripción a veces es inexacta.
Personalmente, me parece interesante rastrear por número de solicitud de registro.
¿Qué se solicitaba registrar? Casi de todo:
desde marcas o nombres comerciales, pasando por modelos industriales o modelos de utilidad, hasta patentes o dibujos industriales.
La solicitud, clasificada según convenía, era publicada en el BOPI. Pasado cierto tiempo, que podía oscilar entre meses o años, se publicaba la respuesta a esa solicitud. Además de concedida o denegada, podía anularse o dejarse en suspenso. En este último caso, la persona solicitante era requerida a aportar más información que justificara el registro.
La concesión de un nombre o una marca duraba varios años, tras los cuales caducaba a no ser que se fuese renovando.
Las patentes de invención concedidas otorgan a su solicitante un derecho exclusivo para la explotación comercial e industrial por un período de 20 años desde su registro.


Un caso muy interesante por histórico y extenso es el del fabricante Isidro Rico Miralles, de Onil.

Ya en 1930 solicitó el registro de una marca para su fábrica de muñecas, cuyo sello jugaba con las iniciales de su nombre IR. Solamente dos años después, en 1932, la marca quedó anulada.
Al comienzo de los años 1940, una vez acabada la guerra civil, Isidro Rico reemprendió su oficio. Solicitó la nueva marca DIANA para su fábrica de muñecas y juguetes en 1941. La respuesta se publicó en 1944, dando cuenta de la concesión de la marca unos meses antes, en noviembre de 1942.
 

La palabra Diana, escrita precisamente sobre una diana, que a su vez se enmarca dentro de un rombo, decoraba las cajas de las muñecas de la fábrica, entre las que se encontraban Pitusa, Cuca o Manolín.

En rojo, detalle de una caja de Pitusa.

Pero de todo el catálogo de Rico Miralles, a través de la marca Diana, la emblemática Cayetana fue posiblemente su muñeca más conocida.


Isidro Rico Miralles, por supuesto, tuvo que registrar la marca Cayetana para poder utilizar el nombre en su muñeca. La obtuvo en la primavera de 1948. 

 Además del nombre, era y es costumbre registrar un sello o tipología característica de la marca. El de Cayetana quedó oficialmente registrado en 1951:

    

En 1954, Isidro Rico Miralles solicitó el registro de una particularidad para las cajas de muñecas. Se trataba de incorporar unos soportes de cartón para mejorar la fijación de la muñeca a la caja. Mi muñeca Cayetana del modelo 54 vino en una caja con esas sujeciones, a la que faltan los recortes que se colocaban sobre la cintura y los pies:


El BOPI también recogió en el año 1964 la renovación en suspenso y posterior cesión de la marca DIANA. La gran parte era para los herederos de Isidro Rico Miralles, incluyendo a su hijo Isidro Rico Juan, y se hacía cesionario a F.A.M.O.S.A. para que continuara explotando la marca.


Otra de mis Cayetanas, un modelo de 1956, vino en una caja sellada con ambas marcas, Muñecas Diana y FAMOSA:
 

Las curiosidades están ahí, esperando ser descubiertas e hiladas, con más o menos aciertos.
Ganas y tiempo, no se necesita más para empezar. 

domingo, 30 de septiembre de 2018

Fulla, una fashion doll de Oriente Medio

Es una muñeca maniquí producida por NewBoy, con sede en Dubai.
Fulla puede recordar a Barbie, por su tamaño y tipo de articulación.
Viene con dos trajes, una hijab y otro conjunto.
Es el regalo que me trajo una buena amiga de su largo viaje.



viernes, 31 de agosto de 2018

Dewees Cochran, artista y retratista

Ella Dewees Cochran (1892-1991)


 


Revista Life (1939): 







lunes, 30 de abril de 2018

Lolita es de Sima

Tardé años en descubrir su nombre.
Ni siquiera recuerdo en qué mercadillo la encontré, pero fue hace mucho tiempo, en los primeros años 2000.

Pienso que, en este mundillo del coleccionismo, se abusa demasiado del término "rareza" o "difícil". Tanto es así, que he desarrollado un sentido de alerta y escepticismo por las colecciones de algunas personas, que no hacen más que describir sus piezas como "únicas".

Lolita no es una muñeca que aparezca con la frecuencia de otras de su época, los años 50, aunque tampoco es complicado verla. Al principio pasa como con todas las muñecas que se desconocen, pero, después de identificar una, comienzas a distinguir muchas más de las que se apreciaban antes de saber su nombre.

La primera Lolita llegó a mi colección porque me gustó. No conocía ni su fabricante ni su edad ni si tendría nombre.
Así es como elijo mis muñecas: porque me gustan, aunque no sepa nada de ellas.

Un día reconocí por foto una muñeca como ella que se anunciaba con el nombre de Lolita. Con el paso del tiempo, estirando del hilo, averigüé que el fabricante fue SIMA. 
En el BOPI aparece la solicitud de registro de marca en 1950, por parte de Emilio Sicilia Mazuela (nótense los apellidos Sicilia-Mazuela = SIMA).
Además de Lolita, D. Emilio también registró los nombres de muñeca Florita y Lupita.

BOPI 1950

No soy de repetir modelo de muñeca en mi colección, salvo contadas excepciones, pero hace un par de años conseguí una segunda Lolita. Dos detalles me animaron a ir a por ella. El primero es que conservaba el sello con su nombre en la planta del pie, que es el lugar donde se marcaban las muñecas Lolita. El segundo es que venía con su caja original, en la que se podía leer el nombre. Desgraciadamente, la tapa presentaba desperfectos causados por el agua. 

 



Aquí la imagen de otra caja de Lolita, en perfectas condiciones, que pertenece a una conocida coleccionista. Al estar la tapa completa se aprecia perfectamente el nombre de la muñeca y el logo del fabricante: 

Tapa de la caja
Detalle del logo


 Esta segunda Lolita es rubia, de cabello largo, y será la única que se quede en la colección cuando me decida a desprenderme de la primera.






miércoles, 28 de marzo de 2018

Una Mariquita gallega

Apareció por sorpresa una galleguiña viejita, viejita.
Su dueña fue una señora muy mayor de Ourense, sin descendencia.
Hace aproximadamente un año que la anciana tomó la decisión de comenzar a dar salida a algunas de sus pertenencias. Por ello puso en venta sus queridas muñecas, entre ellas Mariquita Pérez y Mary Cris, que le hicieron compañía durante los últimos 75 años.
Pasados estos meses, la persona que adquirió las muñecas las anunció en una web de subastas y, por aquellas casualidades, vi el anuncio a tiempo para poner mi puja.
Estoy encantada con esta Mariquita Pérez de 1941. Se trata del segundo modelo, todavía con la cara del primer molde, pero con boca abierta y ojos durmientes. Sus cejas están aerografiadas en vez de dibujadas a trazo, como suelen llevarlas la mayoría de muñecas de segunda generación.
Me han explicado que la dueña original la conservó siempre con su delantal original de rayas. Así que ya sé cómo la vestiré.

Esta es la primera foto. Pronto, más. Ya vestida y peinada. Y tras pasar por la clínica de retoques.
Porque quiero que luzca en la mejor forma otros 75 años, si no más.




*ACTUALIZACIÓN 4/04/2018*
Los retoques que quiero hacerle todavía esperarán un poco.
Pero no he podido resistirme a peinarla y vestirla.
Lleva el delantal de rayas característico que es original de Mariquita, y sandalias de reproducción.
Guapa, ¿verdad?




miércoles, 28 de febrero de 2018

El secuestro de una colección

Hace algunos meses me enteré de la noticia. Fue el mismo protagonista quien contó la historia, de la que se hacían eco varios medios de comunicación.

Tito es un gran coleccionista, conocido sobretodo por sus fashion dolls. 
Fue por él que descubrí a Brenda Starr y Tyler Wentworth, y otras muñecas de Robert Tonner. Su colección incluye Fashion Royalty y Nancy de Famosa pero sobretodo se le debe considerar experto en la icónica Barbie.

Foto: Carmen Suárez. ElEspañol.com

El mundo online del coleccionismo nos puso en contacto. Más tarde coincidimos -hace ya muchos años- en un encuentro en Madrid. Y otros siguieron en Barcelona. Solo tengo buenos recuerdos de él.
Tito es un hombre de gusto exquisito y trato encantador.

 

 


En unas difíciles circunstancias se separó de la colección y no ha podido todavía recuperarla completamente. Sigue secuestrada en parte, porque por fortuna algunas piezas le han sido ya restituidas.

Se me cortó la respiración al conocer que Tito había perdido su colección. La que costó tantos años construir. La que estaba formada por las piezas más selectas y exclusivas, elegidas a conciencia.
Podía recordar sin esfuerzo muchas de sus muñecas, que nos enseñaba orgulloso a medida que las fotografiaba. La fotografía, otra de sus pasiones, que tan bien encaja con el coleccionismo de muñecas.
Pocas veces he tenido el placer de admirar unas imágenes más poderosas y llenas de vida protagonizadas por muñecas. Sus modelos transmiten una fuerza inmensa. La dedicación con que Tito prepara el set y los detalles que se confunden con el de una sesión real con modelos de verdad.
Y la pose, y la luz, y los ángulos. Una maravilla.

 
  


Mención aparte merecen las muñecas en caja. Muchas muñecas de Tito no han sido jamás sacadas de su caja. Es una opción del coleccionista mantener las muñecas en su estado original dentro de su embalaje, es decir, tal y como son comercializadas.
Yo misma tengo en mi colección varias muñecas así conservadas.

Gracias a un metódico catálogo de su propia colección, Tito puede cuantificar las  muñecas que todavía no han sido recuperadas. Siguen siendo cientos de ellas. Demasiadas.

Tito, deseo que la pesadilla termine pronto. Tienes mi aprecio y admiración.




-Aquí unos enlaces a la noticia recogida por varios medios:
http://www.cope.es/noticias/herrera-cope/las-munecas-barbie-son-icono-cultura_158171

https://www.elespanol.com/reportajes/20170915/246976117_0.html

**PD: TODAS LAS FOTOGRAFÍAS QUE ILUSTRAN ESTA ENTRADA (excepto la primera) HAN SIDO CEDIDAS GENEROSAMENTE POR EL PROPIO TITO, TRAS PEDIRLE PERMISO PARA USARLAS.
LOS DERECHOS LE PERTENECEN A ÉL EN EXCLUSIVA.